Bodas

Nos apasionan los eventos sociales. La emoción de no poder controlar la escena. Tenemos que ser rápidos, observar todo lo que ocurre a nuestro alrededor y buscar el mejor encuadre. Intentamos no interferir en la escena, no manipular nada, dejando que todo siga su curso, pero sin perdernos ningún detalle.
Somos meros espectadores de un acontecimiento muy importante en la vida de dos personas y cualquier intrusión rompería la magia del momento. Esa naturalidad que buscamos es la esencia de la felicidad y la emoción que desprende nuestro trabajo.
El estilo de vídeo que realizamos busca la sencillez, la frescura, la felicidad, la emoción…
Reflejando la realidad del evento, pero siempre a través de nuestro estilo.